La nueva concepción de las unidades de medida - Forma Espai
16382
post-template-default,single,single-post,postid-16382,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-11.1.1499875642,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

La nueva concepción de las unidades de medida

La nueva concepción de las unidades de medida

Independientemente del curso, toda programación de la asignatura de Física y Química se inicia con la explicación de las unidades fundamentales. El concepto unidad es uno de los más importantes en nuestra vida cuotidiana, las unidades dotan de sentido a las medidas y sirven como punto de comparación para discernir si cualquier propiedad es grande, o pequeña.

Has finales del S.XIX cada país definía su propio sistema de unidades, hecho el cual provocaba serios problemas cuando “colegas” de diferentes nacionalidades intentaban contrastar sus resultados entre sí.

Es por ello por lo que, en 1875, veinte de los países industriales más desarrollados en ese momento se reunieron para unificar el sistema de unidades. De esta reunión surgió la Conferencia General de Pesos y Medidas la cual estableció, en 1971, el definitivo sistema internacional de unidades que nos sirve como guía.

En su momento se definieron estas 7 magnitudes como el eje central mediante el cual giran el resto de las magnitudes en el SI.

  • El metro (m) definido como la distancia que recorre la luz en 3,3·10-9
  • El segundo (s) definido como la duración de 9·109 periodos de radiación de un átomo de Cs139
  • El kilogramo (Kg) definido como la masa de un cilindro patrón de platino-iridio custodiado en Francia.
  • El amperio (A) definido como la corriente que pasa por dos conductores paralelos infinitos separados un metro que produce una fuerza de atracción o repulsión de 2·107 N
  • El kelvin (K) definido como la fracción 1/273´15 de la temperatura del punto triple del agua
  • El mol (mol) definido como la cantidad de moléculas presentes en 0´012 kg de C12
  • La candela (Cd) definida como la cantidad luminosa de una fuente monocromática de frecuencia 5·1012 Hz con una potencia de 1’6 W.

Desde entonces todo nuestro sistema de unidades se ha basado en estas magnitudes. No obstante, en los últimos años se ha comprobado que el cilindro patrón que determina la masa exacta del kilogramo ha perdido masa. Ya no pesa exactamente un kilo.

El extraño caso del kilo menguante

¿Puede entonces un kilo no pesar exactamente un kilo? ¿Cómo afecta esto a nuestra vida? A nivel de diseño de estructuras e industrial el cambio es realmente importante, por lo que se ve necesario cambiar la concepción de las magnitudes fundamentales, adaptarlas a los tiempos actuales y establecerlas en función de constantes universales e invariables y no en resultados de experimentos que se degradan con el paso del tiempo.

Es por ello por lo que, desde este mes de noviembre, se han redefinido alguna de las unidades de las magnitudes fundamentales en función de constantes universales como son la velocidad de la luz para el metro, la constante de Planck para el kilogramo, la carga elemental del electrón para el amperio, la constante de Boltzmann para el kelvin y el número de Avogadro para el mol manteniendo la definición de la intensidad luminosa.

Estos cambios realizados en las unidades suponen un gran avance pues reduce el nivel de incertidumbre en las medidas y asegura una experimentación futura más precisa, en pos de un futuro más prospero para la raza humana.

 

No hay comentarios

Publica un comentario